El Castillo de Praga

En la orilla del río opuesta a la zona vieja se asienta en la colina que se levanta tras el barrio de Mala Strana el Castillo de Praga, considerado en la actualidad como el castillo más grande del mundo.

Sus orígenes se remontan al siglo IX, cuando una primitiva fortificación ocupaba éste emplazamiento pero no fue hasta el siglo XII cuando se construyó en estilo románico un primer palacio que posteriormente fue reconstruído en el siglo XIV durante el reinado de Carlos IV. En los siglos posteriores el edificio sería reformado y ampliado sucesivamente haciéndole nuevos añadidos e introduciendo nuevos estilos arquitectónicos, en especial elementos de estilo barroco.

En la actualidad, en unas dependencias del castillo se encuentra la residencia del presidente de la República, en los edificios que se encuentran en la entrada del castillo en la plaza Hradcanské Namestie.

Cruzando las puertas que dan acceso al interior del recinto del castillo y frente a las cuales tiene lugar el cambio de guardia, se llega a la Catedral de San Vito y junto a ella está el Antiguo Palacio Real, habitado por los monarcas de Bohemia desde el siglo XIII hasta el XVI. Lo más destacable en el palacio es la sala Vladislao, una obra del gótico que era utilizada para celebrar banquetes y celebraciones.

Cambio de guardia

El cambio de guardia a las puertas del Castillo se produce a cada hora en punto desde las 9:00 hasta las 18:00 y a las 12:00 se hace con acompañamiento de fanfarrias y cambio de estandartes en el primer patio del Castillo.

Alojamientos en la zona

Buscar alojamiento

Destino

Desde

Hasta

Pražský hrad

Localización

Pražský hrad, 11908 Praga.

Horarios

Visitas de 9:00 a 18:00 horas

Precios

Entre 250 Kč (9,25 €) y 350 Kč(12,95 €) dependiendo del tipo de tour.

Transportes

Metro: línea A (color verde) estación de Malostranská.

Tranvía: línea 22 (parada en Prazský Hrad).

Autobus: línea 192 (parada Nerudova).

Más lugares para visitar en Praga