Viajar a Praga en autobus

La terminal principal de autobuses de Praga es la estación de Praha Nádrazí Florenc, está en el centro de la ciudad, en la calle Krizíkova 1b (muy cerca de la estación de ferrocarril) y a donde llegan tanto autobuses nacionales como internacionales.

A la estación principal de Florenc se puede llegar en metro (línea B, parada de Florenc) o con los tranvías 3, 8 y 52.

Aparte de la estación de autobuses de Florenc hay otras cuatro estaciones de autobuses en Praga:

  • Estación de Holešovice, se encuentra en el número 7 de la calle Partyzanska y se puede llegar a ella por la línea C de metro (parada "Nadrazi Holesovice").
  • Estación de Roztyly, situada en la calle Rysaveho, 4. Llegas a ella tomando la línea C del metro (parada "Roztyly").
  • Estación Na Knížecí, está en la calle Nadrazni, 5, en la otra orilla del río, muy cerca de la línea B de metro. Desde aquí salen autobuses que realizan rutas nacionales.
  • Estación de Černý Most, es una dársena ubicada en las afueras de Praga, en el distrito 14, está conectada con el centro con la línea B del metro.

Conexiones internacionales

En cuanto a la conexiones internacionales en autobús desde Praga, la compañía de autobuses Eurolines tiene dos líneas regulares que unen Barcelona y la República Checa en unas 20 horas. La misma compañía conecta Praga con las principales capitales europeas.

Conexiones nacionales

El servicio de autobuses por el interior de la República Checa es eficaz y barato. Con precios casi similares a los del tren (aunque algo más incómodo), el autobus llega a lugares de la República Checa a los que las vías férreas no tienen acceso.

La principal compañía de autobuses doméstica que abarca todo el territorio nacional es CSAD (www.csad.cz). En fines de semana y festivos la frecuencia del servicio se reduce notablemente, siendo más recomendable moverse en tren por el país.

Viajar a Praga, cómo llegar